miércoles, 13 de agosto de 2008

La muerte de Dios

El loco. No habéis oído hablar de aquel loco que a plena luz de la mañana encendía una linterna y sin cesar gritaba: ¡Busco a Dios! ¡Busco a Dios! - Puesto que por allí formaban corro precisamente muchos de los que no creían en Dios, provocaba grandes risas. Uno decía: ¿es que se ha perdido? Otro decía: ¿se ha extraviado como un niño? ¿O permanece escondido? ¿Tiene miedo de nosotros? ¿Ha embarcado? ¿O emigrado?- así gritaban y reían sin orden ni concierto. El loco, de un salto se puso en medio de ellos y les atravesó con su mirada. ¿Adónde se ha ido Dios? - gritó-. ¡Yo os lo diré! Nosotros le hemos matado.- ¡Vosotros y yo! ¡Todos nosotros somos sus asesinos! Pero ¿cómo lo hemos hecho? ¿Cómo pudimos bebernos todo el mar? ¿Quién nos dio la esponja para borrar por completo el horizonte? ¿Qué hicimos cuando a esta tierra la desencadenamos de su sol? ¿Hacia dónde se mueve ahora? ¿Hacia dónde nos movemos nosotros? ¿Lejos de todos los soles? ¿No nos precipitamos constantemente? ¿Hacia atrás, hacia los lados, hacia delante, en todas las direcciones? ¿Hay todavía un arriba y un abajo? ¿No vamos errando como a través de una nada infinita? ¿No recibimos el soplo del espacio vacío? ¿No hace más frío? ¿No viene de continuo la noche y cada vez más noche? ¿No tienen que estar encendidas las linternas por la mañana? ¿Aún no escuchamos nada del ruido de los enterradores que entierran a Dios? ¿Aún no olemos nada de la divina putrefacción? ¡También los dioses se pudren! ¡Dios ha muerto! ¡Dios continúa muerto! ¡Y nosotros le hemos matado!

La gaya ciencia, libro tercero, 125.

De estos pasajes no se puede deducir un ateísmo sin más: el ateo afirma que Dios no existe. Nietzsche afirma que Dios ha muerto, que lo hemos matado nosotros. Dios ha muerto cultural o espiritualmente cuando los hombres han dejado de creer en Dios, aun cuando algunos sigan actuando como si creyeran.

Al dejar de creer en Dios, los hombres han asestado un golpe de muerte a todo un sistema de valores: “con la muerte de Dios se desmorona todo lo edificado sobre ella”. La muerte de Dios es la máxima expresión del nihilismo, un nihilismo, por lo demás, sin el cual no podría tener lugar “la transformación de los valores”.

La muerte de Dios es, por un lado, una interpretación histórica de la situación moderna del hombre y, por otro, una crítica radical de la religión, la moral y la filosofía metafísica.

Llamadlo X, pero si la esencia de la filosofía nietzscheniana hubiera sido aceptada y razonada tal y como es, y no modificada a su antojo y buen parecer por ciertos líderes que me repugna nombrar, hoy en día pudiera haber sido una forma de vida. En fin... Habrá que ser conformista con lo que ya existe...


5 comentarios:

AnGeLoSo dijo...

No tenía ni idea de que fueses una fiel lectora de Nietzsche...

Yo leí El Anticristo y Así habló Zaratustra hace algunos años, pero tengo ganas de volverlos a leer porque cuando los hice quizá era muy pequeño y seguro que ahora los disfruto mucho más.

Por cierto, muy buena la interpretación del pasaje. Yo también creo que Nietzsche quiso decir algo así cuando lo escribió. Y ya estaba un poco harto de oir a la gente hablar de nazismo cuando digo que me gusta Nietzsche! Así de gusto.

Gracias! =)

AtheneaV dijo...

Soy una caja de sorpresas... Además de ser una juerguista nata, en mis ratos libres me da por leer y culturizarme. ¿Me pasa algo grave, doctor? :D Ando un poco liada con los exámenes, pero ando preparando algún que otro textillo sobre el nirvana y el karma, a raiz de una conversación que tuve hace un par de días con un amigo. Besos Angeloso, y gracias por visitar mi pantano :)

Ricardo Nazar dijo...

Estás contradiciendo a todo el pensamiento nietzscheniano al decir que te conformas con lo que ya existe, según Nietzsche, el superhombre no se conforma con lo que existe, sino que esto es parte de los débiles, de la "moralidad esclava", al contrario el superhombre va más allá de lo que sucede e incluso de sí mismo, tratando de superar todo esto.
Otra cosa, "el superhombre se deja llevar por sus pasiones, pero al mismo tiempo se domina a sí mismo"... ¿Cómo puede ser esto?¿Ser una cosa y al mismo tiempo otra contraria a la anterior? O eres uno o lo otro... TODO o nada...

Conclusión: Nietzsche y sus seguidores... todos se contradicen.

Ricardo Nazar dijo...

Estás contradiciendo a todo el pensamiento nietzscheniano al decir que te conformas con lo que ya existe, según Nietzsche, el superhombre no se conforma con lo que existe, sino que esto es parte de los débiles, de la "moralidad esclava", al contrario el superhombre va más allá de lo que sucede e incluso de sí mismo, tratando de superar todo esto.
Otra cosa, "el superhombre se deja llevar por sus pasiones, pero al mismo tiempo se domina a sí mismo"... ¿Cómo puede ser esto?¿Ser una cosa y al mismo tiempo otra contraria a la anterior? O eres uno o lo otro... TODO o nada...

Conclusión: Nietzsche y sus seguidores... todos se contradicen.

AtheneaV dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Ricardo. Todo pensamiento tiene sus contradicciones, y más la filosofía nierzcheniana. Se puede interpretar de muchas maneras. Existen miles de perspectivas, gracias por aportarme la tuya.